martes, 14 de octubre de 2008

del 4 enero 2008
… que si Hesse es o no uno de mis favoritos, aunque reniegue e intente no dejarme seducir por su estilo, es difícil resistirse, y aun sin afanes de identificación, es verdad que la manera en que describe algunas cosas es semejante a como las veo a algunas veces… es innegable la influencia, sí es atractivo un personaje como Harry Haller, pretendo no sólo aceptar eso como parte de una excentricidad, como suelen algunos lectores, y no porque me crea más, es sólo que en efecto, como Haller, desprecia el sarcasmo y la ironía, así a una simple impresión y sencillez, que tanto me ha costado definir, excluyendo por supuesto también cuestiones de espiritualidad que las deja evidente como algo de verdad alejado de lo que trata de ser… ni hablar de la manera en que describe a los tiempos y a la sociedad, ni hablar de cómo las almas, lo atemporal, las comparaciones y enfrentamientos de épocas, de naturalezas, la ambigüedad,… más aún la incompresible relatividad de todas las cosas… sí coincido mucho, para que no se malinterprete es mejor no manifestarlo, para no resultar una tonta y rendida admiradora…

No hay comentarios: